Wednesday, November 07, 2012

Campo de Trigo con Cuervos y El Sanatorio de Saint Paul


La locura apacible en los follajes de Saint Paul

no es la misma locura córvida,

untuosa,

del paisajes y de los campos de trigo.

No, ni la misma sideral locura de las Noches de Arlés.

Cada instante, cada imagen, nombra y designa su propia locura...

Un color, un motivo, una Imagen,

todo obedece a su propio rito.

Cada locura es distinta y requiere de un acto de posesión,

de una locura.



RENÉ ARRIETA PÉREZ.

Amsterdam, 30 diciembre de 2010.

Saturday, April 12, 2008

EL LEVE VUELO DE LAS MARIPOSAS XI

XI



El caos inexorable del universo

declara su metáfora:

The butterfly effect,

y sus irreversibles leyes entrópicas

dictaminan lo impredecible.

Las mariposas: sus agitadas alas

en el caribe,

y, sobre Londres: las descargas tormentosas.

El caótico sistema,

cálculos,

inexploradas matemáticas,

los despistes,

el orden oculto, el oculto orden.

Aletea mariposa, que en el caos

está el orden.

Thursday, March 13, 2008

EL LEVE VUELO DE LAS MARIPOSAS X

X


Mariposa gau-dia-na

la que con la paloma confunde

el niño con la mirada

cuando el mago

pronuncia sus mágicas palabras:

-la tríada-y,

en la naturaleza todo es dual,

trino su manifestación,

que apela al amor.

El vuelo te concede ese altar

que remontan tus alas,

y la inocencia, la misma

que se prodiga en el niño,

da aliento a esas alas.

Friday, February 01, 2008

EL LEVE VUELO DE LAS MARIPOSAS

IX



¿Quién lo vio, Bocaccio o Petrarca

o fue Homero?

¿Quién vio a la mariposa enamorada del unicornio

o a éste enamorado de la mariposa?

La leyenda no precisa,

pero

otros poetas dicen que fue Orfeo.

Tuesday, October 30, 2007

EL LEVE VUELO DE LAS MARIPOSAS

VIII



1492, noches de octubre.

Los conquistadores miraban y analizaban

constelaciones, sextantes y astrolabios,

ahítos de espera, y al rompe, sus ojos

y demás sentidos asaltados por asombros insulares,

y las repentinas apariciones de las Catonephele Numili,

Heliconius Melpómene, las Topacio azul, y las

Eusmene Atala, cuando ni siquiera tenían nombre,

y sólo eran parpadeo, alucinación y colores.

Mucha la abundancia y escasas las palabras.

Y aún, muchos años después,

ante tanto trópico, ante tanta efusiva naturaleza,

nunca los Cronistas de Indias supieron

describir el asediante reflujo de lo innombrable.

Thursday, September 13, 2007

EL LEVE VUELO DE LAS MARIPOSAS

VII



Hay un vuelo extendido con un dulzón

olor a jazmín

que desprende las Atropos Aquerontia

y en la selva oscura

siente Dante su farfalla de fuego

su femenino eterno,

y Virgilio, aire para su vuelo.

Luego en el empíreo, Beatriz,

farfalla de luz que roza el sagrado fuego,

sostiene al asombrado poeta

que mira tres círculos concéntricos

que se entrecruzan, y son belleza,

sublime canto, amor eterno.

Thursday, August 16, 2007

EL LEVE VUELO DE LAS MARIPOSAS

VI


Mariposas de raudo vuelo

diseminado en la floresta,

y a veces conturbado y leve.

Vuelo narcotizado entre la soledad y la amapola,

silenciosa soledad de volatería.

Soledad promulgada por el seto,

por la brisa,

por los bulbos eclosionados,

por el celeste lumen,

por el olor a madreselva,

por el susurro de la ribera.

Soledad que besa el rocío, solitaria soledad,

acompañada soledad,

por la hierba,

por la repentina iridiscencia del arco,

por el olor del rosedal,

por el trinar de los pájaros;

soledad egoísta e individual;

primigenia, multitudinaria soledad.